Retratando...

Atilano Alfaro y Maravilla Debón

Atilano
Maravilla

La hija del Chato y Atilano son una pareja muy curiosa. Ella desde pequeña cuando murió su madre se tuvo que hacer cargo de sus hermanos; él, originario de Albacete, desde muy joven un trabajador incansable. LLegó a Cheste, estuvo en la posada y conoció a la morena con la que se casó; trabajó con tractores, estuvo diez años en Alemania trabajando en una cantera y finalmente fue brigada forestal de Cheste. Ella trabajó mucho para sacar adelante a su familia, de niñera, lavando, limpiando, en la fábrica de gaseosas y acompañó a su marido durante dos años en Alemania haciendo también algunos trabajos. Poca escuela los dos. De joven bailaron en el Chicolino. Él amante de los toros y dedicado a correr desde los 60 años. Están y son felices en Cheste.



Cheste, nuestro pueblo

Conócenos